¿Quién es quién en el Monte Olimpo?

viernes, 26 de marzo de 2010
La Mitología es un conjunto de relatos encaminados a explicar el origen de determinados fenómenos naturales (recordemos que las civilizaciones pasadas no tenían muchos de los adelantos científicos de los que hoy disponemos) así como para darle un noble origen a determinada institución o a determinado ritual. En definitiva, servía para explicar al Hombre de la Antigüedad el mundo en el que vivía y lo que es más importante, le impedía cuestionarlo al ser este mundo fruto de la acción y/o voluntad de determinados dioses y héroes.

De todas las mitologías de la Antigüedad la más famosa es la greco-latina, de la que disponemos de numerosa información gracias a las fuentes escritas que nos han legado los autores griegos y romanos. Muchos personajes de los mitos clásicos son dioses del enorme Panteón de divinidades con el que contaban griegos y romanos.

Al igual que muchas civilizaciones de la Antigüedad, la civilizaciones clásicas eran politeístas. Lo especial de las divinidades clásicas es que estaban hechas a la medida del Hombre. En efecto, los dioses clásicos estaban colmado de virtudes pero también de algunos defectos como la lujuria, la irascibilidad, la soberbia... Había un dios o una diosa para cada faceta de la vida humana. El Panteón era inmenso aunque normalmente había un canon de doce dioses entre los que se encuentran los más importantes. En el presente artículo buscamos explicar quién es quién en este canon de doce divinidades principales y, a través de conocer su función, comprender como actúan en cada momento.

Zeus: Hijo de Crono y Rea, es el rey de los dioses tras derrocar a su propio padre y el progenitor de la gran mayoría de los Olímpicos con excepción de sus hermanos Hera, Démeter, Hestia, Hades y Posidón. Es el Dios del Rayo. Conocido por los romanos como Júpiter.

Hera: Hermana y esposa de Zeus. Diosa del matrimonio, debe de aguantar las constantes infidelidades de su esposo con otras mujeres. Hera se dedica a hacer la vida imposible a los frutos de estas relaciones. Conocida por los romanos como Juno.

Posidón: Dios de los mares y soberano de estos tras caerle en suerte este "reino" tras la caída de su padre Crono a manos de Zeus. Conocido por los romanos como Neptuno.

Démeter: Diosa de las cosechas. Crea las estaciones tras ser raptada su hija Perséfone por su tío Hades, al sumirse en una profunda tristeza. Conocida por los romanos como Ceres.

Afrodita: Diosa del amor en todas sus facetas. Es la diosa más hermosa del Olimpo. Hay varias versiones acerca de su origen: unos dicen que nació de la espuma y de la sangre de los testículos amputados de Urano, arrojados al mar por Crono. Otros dicen que es hija de Zeus y Dione. Casada con el deforme Hefesto, le engañará con el violento Ares. Los romanos la llaman Venus.

Apolo: Dios de la música, las artes, la clarividencia y la medicina entre otras facetas. Hijo de Zeus y Leto, nació en la isla de Delos donde su madre se ocultó de la furibunda Hera. Es el director del coro de las musas y está asociado al Sol. El oráculo de Delfos le está consagrado desde que diese muerte a Pitón. Los romanos le conocen con el mismo nombre, aunque en ocasiones es llamado Febo.

Ártemis: Diosa de la caza y hermana gemela de Apolo. Vive en el bosque, virginal, en compañía de un grupo de ninfas castas como ella. Está asociada a la Luna. Los romanos la conocen como Diana.

Atenea: Diosa de la sabiduría y de la guerra, usando la estrategia para evitar sufrimiento innecesario. Es hija de Zeus y Metis y nació de la cabeza de su padre tras devorar este a la pobre Metis. Virginal, es la patrona de la ciudad de Atenas. Llamada Minerva por los romanos.

Ares: Dios de la guerra en la vertiente más salvaje de esta. Es hijo de Zeus y Hera y amante de Afrodita. Tuvo poco culto en la Antigua Grecia aunque en Roma toma más relevancia al ser esta última civilización guerrera y expansionista. Los romanos lo conocen como Marte.

Hefesto: Dios del fuego y la metalurgia. Hijo de Hera sin que hubiese mediado hombre o dios alguno. Cuando su madre vio su fealdad, lo arrojó del Olimpo al mar, dejándolo cojo. Casado con la hermosa Afrodita, tendrá que aguantar sus numerosas infidelidades. Enormemente hábil, fabricará muchas armas mágicas que servirán a dioses y héroes para cometer sus misiones. Vulcano es el nombre que recibe en el mundo latino.

Hermes: Mensajero de los dioses. Era el único que podía manifestarse ante los mortales en su forma original. Tenía la virtud de transportar las almas de los mortales al Inframundo. En el mundo romano recibe el nombre de Mercurio y su figura se banaliza convirtiéndose en protector de viajeros y ladrones.

Dioniso: Dios del vino. Era hijo de Zeus y de la mortal Sémele. Su madre perdió la vida al ser persuadida por Hera para que pidiese a Zeus que se mostrase en su forma original y cuando esto pasó, fue carbonizada. Conquistador de la India, vemos como se instituye su culto en la Antigua Grecia en la tragedia de Eurípides "Bacantes". En el mundo romano es conocido como Baco.

Aunque no figura en el canon, debe de incluirse aquí por su importancia a:

Hades: Dios de los muertos y señor del Inframundo tras serle asignado este reino en el sorteo que siguió a la caída de su padre, Crono. Divinidad con poco culto en Grecia debido a su oscura advocación, Hades aparece en pocos mitos, siendo el más importante el de Perséfone y el nacimiento de las estaciones. Los romanos lo llamaban Plutón.

Estas son las divinidades griegas más importantes y las que mayor importancia tienen en los mitos que vamos a tratar en este blog.

FUENTE: Los grandes dioses romanos. Los originales, los importados de Grecia y los fusionados en Historia y Vida nº473 pp.30-57

0 polemoi:

Publicar un comentario

Bienvenido a Historias de los Viejos Dioses. Tu comentario se publicará lo antes posible, si quieres que no se publique pon: (no publicar) al principio.

historiasviejosdioses@gmail.com

Kairós